Comentarios

Un baño para dos

Un baño para dos

Una buena solución para acabar con las discusiones de tus hijos es dividir el baño en tres zonas diferenciadas: las laterales, reservadas para el uso individual, y la central, compartida. Para comunicar cada uno de los dormitorios con su área de aseo, hemos clausurado la puerta existente al pasillo y abierto nuevos huecos de paso. En la parte izquierda se ha mantenido la posición de la bañera y añadido un lavabo; en el lateral derecho va la cabina de ducha y otro lavabo. Finalmente, el inodoro y el bidé en el centro se han separado por un par de mamparas y hojas correderas de cristal mate que preservan la intimidad. En cuanto a la iluminación, hemos instalado seis focos en el techo y una linestra en cada uno de los espejos. Con respecto a estos últimos, te proponemos que elijas dos piezas de formas distintas para dinamizar el espacio.