Artículos

Un salón cuadrado

Un salón cuadrado

Aunque en cada una de las cuatro paredes hay algún elemento que dificulta su aprovechamiento, la planta cuadrada facilita la distribución. Pon un sofá de dos plazas junto al radiador -que puedes disimular con una balda sobre él en la que colocar algún detalle decorativo y unas láminas enmarcadas-. Enfrente, un mueble para el televisor y, en medio, un par de mesas de centro redondas. Quedará muy coqueto si las eliges de tamaños y acabado diferentes. Una llamativa alfombra conferirá carácter y personalidad a la zona de estar, al tiempo que la delimita. En la esquina, una mesa extensible con una lámpara de pie en forma de arco. Hemos escogido los grises y rojos para decorar el salón, pero puedes jugar con otras dos tonalidades que vayan más con tu personalidad.