Informacion

La pared del cabecero

La pared del cabecero

Escoge un papel pintado para la pared del cabecero en tonalidades que coordinen con el mobiliario. Los grises, blancos y negros pueden resultar muy atractivos si no quieres introducir color. Si vas a meter tonalidades más intensas y vivas en la ropa de cama, elige un papel neutro, en gris, pero sin estampados. Es preferible que, en este caso, pongas un papel con textura. Los tonos plateados, al ser metalizados y reflejar la luz, te darán mucho juego. Las posibilidades son muy numerosas, ya que los papeles pintados con aplicaciones en terciopelo también resultan originales y elegantes. El resto de las paredes de la habitación deberían ir pintadas en un color entonado. Puedes coordinar dos tipos de papeles, uno central con estampado y otro liso en los laterales, cubriendo el ancho de las mesillas. Consulta los diseños de firmas como Osborne & Little, Casadeco, Coordonné o Designers Guild, entre otras. Otra propuesta: pinta la pared del cabecero en una tonalidad intensa o en un color metalizado y coloca un vinilo decorativo.