Artículos

Amueblar un salón con poco presupuesto

Amueblar un salón con poco presupuesto

Hemos distribuido el salón en tres zonas, como ves en el plano de la derecha: la de estar, con el sofá que tienes, dos mesas de centro de cristal y un mueble para los aparatos audiovisuales; la de comedor, con una mesa redonda extensible; y la de trabajo -junto al ventanal-, con una mesa y una butaca. Hemos combinado el marrón chocolate del sofá con tonos rosas, malvas y morados y los muebles acabados en cristal con otras piezas de madera en un tono claro (todas de líneas sencillas para no recargar el espacio). La puerta de acceso a la terraza, de 1,5 m de ancho, la hemos vestido con paneles japoneses en tonos neutros con notas en rosas. No abuses del marrón chocolate para no restar amplitud ni luminosidad a la estancia. Para las paredes, te recomendamos que optes por un blanco roto -consulta la carta de colores del blanco y te sorprenderás de los matices que ofrece- y personalízalo con alguna pared en color. Qué te parece pintar de un malva intenso la pared en la que apoya el sofá y empapelar en las mismas tonalidades la zona que delimita el área de trabajo? Conseguirás un ambiente muy personal, dinámico y actual. En cuanto a los puntos de luz, coloca cuatro o seis focos halógenos en el techo y matiza la iluminación con luces puntuales sobre el comedor, junto al sofá, junto a la televisión y en la zona de trabajo. Para mantener la unidad decorativa, elige los mismos tonos para la terraza.